¿Estás buscando un Psicológo en Madrid? ¡Te podemos ayudar!

   
     LLAMA AHORA: 637 82 81 71

Trastornos de alimentación.

Definición de trastornos de alimentación.

Atendiendo a la definición que hacen algunos autores sobre los trastornos de alimentación y su origen: “Los trastornos de alimentación no son un estilo de vida son un fenómeno complejo y multidimensional” (Seijo, 2016).

Deducimos que la atención psicológica a estos pacientes no es fácil. Según nos indica Morandé (1999), son enfermedades de difícil tratamiento y en muchos casos crónicas.

https://www.psicologiaemdr.es/psicologa-madrid-trastornos-de-alimentacion/

Tomando “la metáfora del Iceberg” propuesta por Virginia Satir (1983).

Desde el contexto de la terapia familiar sistémica podemos explicar la complejidad de un trastorno de alimentación:

“El trastorno de alimentación es cómo la punta de un Iceberg y debajo están las verdaderas causas que muchas veces no tienen que ver con la alimentación pero hay que ir capa a capa descubriendo lo que se esconde” (Satir, 2012).

Factores de riesgo en los trastornos de alimentación.

Para la evaluación y el tratamiento de estos trastornos hay que tener en cuenta muchas variables: “En los trastornos de la alimentación influyen factores genéticos, biológicos, socioculturales, familiares y personales” (Marganto, 2011).

El origen de los trastornos de alimentación.

Buscando el origen de estos trastornos Seijo (2012), bajo el paradigma de EMDR nos comenta que existen en la base traumas complejos o “traumas invisibles” (Seijo, 2012) cuyo tratamiento es más largo y complicado.

Seijo (2012) experta en trastornos de alimentación, disociación y trauma complejo, establece que cuando una persona no sabe “canalizar sus emociones” (Seijo, 2012) aprende a calmarse por medio de la ingesta de comida, como en los casos de bulimia.

El apego en los trastornos de alimentación.

Los pacientes de peor pronóstico, con bulimia, tienen características comunes cómo el haber establecido en la infancia un “apego inseguro” con la madre.

Si estudiamos lo mismo en la anorexia, Seijo (2012) comenta que esta vez el apego que se establece con la madre es de tipo “evitativo” de aquí la evitación del contacto emocional y en relación a la comida la conducta se traduce en dejar de comer.

Tratamientos de los trastornos alimenticios.

A nivel técnico nosotros como psicólogos debemos por tanto tener en cuenta en un trastorno de alimentación los factores de riesgo y/o vulnerabilidad que se esconden tras este trastorno, como estos son muy diversos su exploración ha de ser exhaustiva y su tratamiento es un camino difícil de recorrer.

Evolución histórica de los trastornos de alimentación.

Viendo la evolución histórica en el estudio de los trastornos de alimentación.  Morandé (1999) comenta que son el centro de estudio de profesionales de la salud debido a la gran incidencia en la población joven. Se nos describe la adolescencia como uno de los factores de riesgo común a este tipo de trastornos. Es cuando se produce un gran cambio en el cuerpo. Otros factores de los que habló Morandé (1999) que hay que tener en cuenta son:

  • Si ha habido acoso o le ridiculizan por sobrepeso en el ambiente escolar.
  • También son factores de riesgo la obesidad materna.
  • Los hábitos de alimentación familiar.
  • La baja autoestima: Ante esta baja autoestima se produce insatisfacción. La insatisfacción provoca que el sujeto realice dietas que le producen una pequeña satisfación. A la larga fomenta el miedo que se generaliza y provoca una fobia. Y esta fobia causa más ansiedad. Con la ansiedad aparecen las conductas compensatorias, los vómitos en  el caso de la bulimia. Las conductas compensatorias a su vez refuerzan la ansiedad. Todo esto se convierte en rutina. La rutina es lo que vemos. Es la punta del iceberg de la que hablamos en nuestra metáfora.
  • Al mismo tiempo este círculo causa depresión y ansiedad. La depresión dificulta las relaciones sociales y familiares. En algunos casos puede dar lugar a adiciones. Con  los problemas relacionales baja más la autoestima y volvemos al origen que irá perpetuando el trastorno de alimentación.

Maganto (2011) comenta que lo que hay que trabajar son los factores de vulnerabilidad y de riesgo.

Si tienes un problema con la alimentación contacta con nosotros. Teléfono: 637828171. Correo electrónico: info@psicologiaemdr.es

Bibliografía

Satir. V. (1983). “Relaciones humanas en el núcleo familiar”. México. ed. Cuarta edición Recuperado por Gerardo Casas Fernández en www.ts.ucr.ac.cr.

Seijo (2016). “Algunos trastornos de alimentación tienen su origen en traumas de la infancia”  Recuperado de www.laopiniocoruna.es (2016/03/19)

Morandé. G. (1999). “La anorexia”. Madrid. España. ed. Temas de hoy.

Marganto. C. “Factores de riesgo o vulnerabilidad asociados a los trastornos de la conducta alimentaria”. Recuperado de http//www.infocop.es (03/05/2001).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *