¿Estás buscando un Psicológo en Madrid? ¡Te podemos ayudar!

   
     LLAMA AHORA: 637 82 81 71

Diferencia entre duelo funcional y duelo patológico en la cuarta generación

Cuando las fases del duelo normal no se elaboran bien aparece un duelo complicado o patológico. Para las personas mayores es difícil volver a lo cotidiano porque tienen sus capacidades reducidas con lo que el poder establecer metas o actividades les supone un problema añadido, otras veces su círculo social con los años se ha ido cerrando precisamente por esa pérdida de capacidades, esta última parte de ancianos necesita más apoyo.

 

Los que intentan vivir sus vidas en sus casas además tienen que asumir que en este entorno se encuentran solos, antes estaban acompañados, sus hijos han abandonado el nido y tienen sus propias familias que atender por lo que aún su sentimiento de soledad va en aumento y les es mucho más difícil de elaborar la pérdida de una manera normalizada.

 

Uno de los recursos de los que disponemos para trabajar el duelo con ancianos a mi modo de ver es proponerles pequeñas tareas gratificantes para que puedan aprender también a disfrutar de pequeñas obligaciones cotidianas, como los niños sus rutinas son muy importantes, sin ellas se hacen más dependientes, es positivo que  obtengan refuerzos naturales con el desempeño de esas pequeñas cosas cotidianas. Nos esforzamos en protegerles pensando que no son capaces ellos solos y con sus dificultades ellos van estableciendo sus propias estrategias.

 

Finalmente a modo de reflexión quiero poner el énfasis en la importancia apoyarse en el entorno, en las relaciones familiares y sociales para enfrentarse a la muerte estableciendo un duelo normal con estos apoyos.

Nuria Montero Psicóloga Laboral- De la Salud y Psicoterapeuta EMDR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *